Los restos de comida, el cabello o los objetos de pequeño tamaño pueden desencadenar obstrucciones en las tuberías.

Sin embargo, no siempre es fácil evitar que además de agua y jabón, otros componentes sean “tragados” por los desagues. Como tal, de 6 en 6 meses, deberá dejar correr agua caliente con detergente o productos indicados para el efecto, para eliminar cualquier grasa que pueda estar incrustada en la tubería.

Este consejo es válido tanto para el lavavajillas, donde los restos de grasa de los alimentos tienden a acumularse, como a los lavabos y bañeras, ya que también se libera grasa en el lavado de manos y en el baño.

Si necesita algún servicio de fontanería, instale App Uneed Services y vea su urgencia resuelta con rapidez y eficiencia.

Partilhar