¿Sabía que el frigorífico es de los electrodomésticos que más energía consume?

Existen varias medidas amigas del ambiente (y de su cartera) que puede adoptar para reducir los gastos energéticos generados por estos electrodomésticos.

  1. Los equipos modernos, en su mayoría, se enfrían por la extracción de calor de dentro del frigorífico, por lo que mantener siempre un intervalo de 10 cm a 15 cm entre el frigorífico y la pared ayuda a liberar el calor extraído y es también una forma de rentabilizar el calor su uso.
  2. Ajuste el termostato a 5ºC en la refrigeración y entre los -15ºC y los -18ºC en la congelación.
  3. Con cierta regularidad, podrá comprobar si las gomas del equipo están limpias, de forma que las puertas no queden mal cerradas (ya que ello lleva a un mayor consumo de energía).
  4. Opte por tapar los líquidos que coloque en el frigorífico, evitando así que los vapores liberados formen hielo en el aparato y minimizando su consumo de energía.

Por último, si necesita realizar algún mantenimiento o reparación en su frigorífico (u otro electrodoméstico) instale la aplicación Uneed Service y llame a los mejores técnicos.

Partilhar